Un seguro que te cobra según los kilómetros que conduces.

Los precios de los seguros de coche se basan en el riesgo que el conductor representa para la compañía. De esta forma, un conductor inexperto representa un riesgo mayor que uno experimentado, y un coche de alta cilindrada representa un mayor riesgo que uno con un motor modesto.

Entre los riesgos, también están los kilómetros que una persona hace al año. De esta manera, un conductor que hace 100.000 km al año tiene más riesgo de tener un accidente que uno que hace 20.000, algo que hasta ahora las compañías no tienen en cuenta, ya que aunque a la hora de contratar te preguntan por los km anuales, no tienen manera de comprobarlos.

Es entonces cuando mucha gente se hace la siguiente pregunta: Si hago menos kilómetros, y represento un riesgo menor, ¿por qué no me cobran menos por el seguro de mi coche? Pues parece que AXA y Citroen plantean una respuesta.

Y es que la compañía de seguros y la marca de coches francesa acaban de sacar un seguro de coche que te cobra según los kilómetros que haces, y que parece que está dirigido a personas que hacen menos de 20.000 kilómetros al año, que son las que pueden obtener un ahorro mayor con este tipo de póliza.

Para poder optar a este seguro hay que comprar un Citroen equipado con un sistema denominado eTouch, que sirve para llamar a los servicios de emergencias si tenemos un accidente, entre otras cosas. Gracias a este sistema el seguro sabe los kilómetros que llevamos hechos.

AXA y Citroen prometen ahorros de hasta el 35% en el seguro del coche con respecto a los seguros tradicionales, de manera que un conductor que haga unos 10.000 km al año se puede ahorrar una cantidad que está en torno a los 135€.

Para ver si este seguro merece la pena, como siempre, hay que pedir un presupuesto.  De esta manera veremos si es una buena opción, o podemos contratar otro seguro que no nos ponga límite de kilómetros y que sea más barato.

¿Son tan baratas las aseguradoras de bajo coste?

 

La crisis nos afecta a todos, por lo que muchos dirigimos nuestras miradas a las aseguradoras que se anuncian como low cost, o de bajo coste, con la esperanza de encontrar un seguro de coche barato, que nos permita hacer frente al pago de la póliza.

Muchas personas sospechan de este tipo de seguros y de sus precios, y creo que aquí tienen razón y podemos referirnos al dicho que dice que nadie da duros a cuatro pesetas, ya que la calidad de estos seguros no es la más adecuada, y en muchos casos sus precios no son tan bajos.

Es innegable que cuando una compañía da un servicio de calidad, éste hay que pagarlo, y una empresa de seguros no puede ofrecer seguros de coche de calidad a precios muy bajos, a no ser que haga lo que hacen este tipo de compañías.

Respondiendo a la pregunta que titula el artículo, las compañías de bajo coste no son tan baratas. Incluso me atrevería a decir, que en muchos casos su precio es igual o incluso superior al de las compañías que conocemos desde siempre.

Y es que estas compañías ofrecen seguros de coche de bajo coste, pero a costa de reducir las coberturas a la mínima expresión, algo que sucede con las indemnizaciones por la muerte del conductor.

También eliminan de sus pólizas algunas coberturas tan básicas como la asistencia en carretera, que todos consideramos como imprescindible en cualquier seguro de coche, y que en el caso de estas compañías se ofrece como extra.

Por eso, antes de contratar tu seguro de coche con una de ellas, lo mejor es que compares el precio final, añadiendo todo lo que consideres imprescindible, con lo que te cuesta un seguro de calidad.

Si hay diferencia de precio, en muchas ocasiones ésta será mínima a favor de la compañía de bajo coste, por lo que no merecerá la pena arriesgarte a contratar una póliza de una calidad ínfima, que te dará problemas cuando más falta te haga.

Cómo hacer una reclamación a mi compañía de seguro

Reclamar seguro coche

Las compañías de seguros o también conocidas como aseguradoras son empresas que están especializadas en la contratación de pólizas de seguros, por lo que su actividad económica consiste principalmente en producir un servicio de seguridad que cubra determinados riesgos económicos.

Asimismo, existe una gran relación entre asegurados y las aseguradoras los cual es algo muy habitual. Por ello, es obligatorio que cada persona contrate un seguro de hogar, de viaje o de salud, los cuales son considerados más que necesarios.

Aunque en algunos casos como en toda relación pueden surgir conflictos que son a raíz de algún incidente en el que la compañía difiere la opinión que tiene el cliente. Por ello, cuando el usuario se plantea que hará debe buscar cómo reclamar o cuales son las vías que tiene para hacerlo.

¿Cuáles son las vías que puedo usar para hacerle una reclamación a la aseguradora?

Existen varias vías por las que el usuario puede optar para hacerle una reclamación a la compañía de seguro donde ha contratado la póliza, las mismas son:

Mediador o corredor de seguros

Ante cualquier situación de conflicto que pueda surgir con el seguro, debes acudir a tu mediador o corredor de seguros, ya que él es quien mejor conoce la situación y quien a su vez puede asesorarte.

Sin embargo, en el caso de que no hayas contratado el seguro por medio de un corredor de seguros o mediador, debes acudir directamente a la compañía de seguros para plantear tu problema o reclamación.

De esta forma, si no logras resolver nada con la aseguradora, puedes acudir a la vía siguiente que es la reclamación a la aseguradora, es decir, el defensor del asegurado y atención al cliente.

Defensor del asegurado y los servicios de atención al cliente

La primera opción ante cualquier problema que pueda ocurrir con la compañía de seguros, el defensor del asegurado y los servicios de atención al cliente. Para ello, los pasos que debes seguir son: formular de manera escrita una reclamación que va dirigida al defensor del asegurado, o en su defecto a al Departamento o Servicio de Atención al Cliente.

Seguidamente, luego de hacer el reclamo si ya han pasado dos meses desde la fecha en la que hiciste el reclamo y aún no ha sido resuelto tu problema o han negado la admisión, puedes acudir a la siguiente vía que es la Dirección General de Seguros.

 

Vía arbitral

Otra manera hacerle una reclamación a la compañía de seguros es usar la Vía arbitral, la misma es una Vía extrajudicial que les permite a los usuarios poder resolver todos los conflictos que puedan haber presentes entre la aseguradora y el asegurador de una manera más rápida.

Vía judicial

Por último, la Vía judicial es usada en caso de que los conflictos entre la compañía de seguros no hayan podido ser resueltos por ninguna de las vías antes mencionadas, de esta forma pueden plantearse ante el tribunal de justicia.

De esta manera, serán los jueces competentes quienes resuelvan el conflicto existente entre el asegurado y la aseguradora.