¿Son tan baratas las aseguradoras de bajo coste?

 

La crisis nos afecta a todos, por lo que muchos dirigimos nuestras miradas a las aseguradoras que se anuncian como low cost, o de bajo coste, con la esperanza de encontrar un seguro de coche barato, que nos permita hacer frente al pago de la póliza.

Muchas personas sospechan de este tipo de seguros y de sus precios, y creo que aquí tienen razón y podemos referirnos al dicho que dice que nadie da duros a cuatro pesetas, ya que la calidad de estos seguros no es la más adecuada, y en muchos casos sus precios no son tan bajos.

Es innegable que cuando una compañía da un servicio de calidad, éste hay que pagarlo, y una empresa de seguros no puede ofrecer seguros de coche de calidad a precios muy bajos, a no ser que haga lo que hacen este tipo de compañías.

Respondiendo a la pregunta que titula el artículo, las compañías de bajo coste no son tan baratas. Incluso me atrevería a decir, que en muchos casos su precio es igual o incluso superior al de las compañías que conocemos desde siempre.

Y es que estas compañías ofrecen seguros de coche de bajo coste, pero a costa de reducir las coberturas a la mínima expresión, algo que sucede con las indemnizaciones por la muerte del conductor.

También eliminan de sus pólizas algunas coberturas tan básicas como la asistencia en carretera, que todos consideramos como imprescindible en cualquier seguro de coche, y que en el caso de estas compañías se ofrece como extra.

Por eso, antes de contratar tu seguro de coche con una de ellas, lo mejor es que compares el precio final, añadiendo todo lo que consideres imprescindible, con lo que te cuesta un seguro de calidad.

Si hay diferencia de precio, en muchas ocasiones ésta será mínima a favor de la compañía de bajo coste, por lo que no merecerá la pena arriesgarte a contratar una póliza de una calidad ínfima, que te dará problemas cuando más falta te haga.

Cómo puedo recibir indemnización completa en cualquier coche

Según la modalidad por el empleo de una seguranza, la indemnización se recibe por los siguientes criterios: valor de mercado “referenciada” en el caso de una reclamación con vehículo completa indemnidad del asegurado, se puede consultar el valor de la indemnización en la evaluación de los vehículos, llamado “tabla de referencia”, que debe ser definido en la política.

Las aseguradoras no pueden elaborar tablas por sí mismos, cada país tiene un organismo regulador de las mismas. En la negociación del contrato, puedes elegir un “factor de ajuste”, un porcentaje que se aplica al valor encontrado en la tabla de referencia. El objetivo de esta función es establecer el valor de la tabla con el valor de mercado real del vehículo, considera sus características particulares, como el estado de conservación, su tiempo de uso o kilometraje recorrido, etc.

Por ejemplo, en la tabla de referencia tu coche vale $ 20.000, pero debido a la condición en la que se encuentra, quieres contratar un seguros en  $ 22 mil. El factor de ajuste habría sido 110%. En caso de que haya realizado un valor seguro del mercado que se hace referencia a un coche cero kilómetro que acabes de comprar, la indemnización en caso de una reparación integral, debe considerar el precio de un cero kilómetro y el modelo del coche, durante el período de 90 días.

Después de los 90 días, la tasa de cambio utilizada será la de un auto usado, el modelo del vehículo asegurado. El valor determinado en el caso de una cobertura completa indemnidad por “valor” garantiza el pago de una cantidad fija, estipulado en el contrato. Este tipo de contratación es aceptada con restricciones por la mayoría de las aseguradoras. Las aseguradoras en general, ponen límites mínimo y máximo para la elección de la suma asegurada.

Todo lo que hay que saber sobre las franquicias de los seguros

 

A la hora de contratar un seguro de coche a todo riesgo, todas las compañías de seguros nos dan la posibilidad de hacerlo tanto con franquicia como sin ella. En un primer momento, casi todos elegimos un seguro con franquicia, ya que la diferencia de precio es notable, y el seguro con franquicia es mucho más barato.

Las aseguradoras, además, suelen empujarnos a contratar un seguro a todo riesgo con franquicia, ya que en el caso de que seamos nosotros los culpables del accidente, compartimos el coste de la reparación con ellos, hasta el límite de nuestra franquicia.

Eso significa que si la franquicia es de 600€, por un accidente en el cual nosotros tenemos la culpa y nuestro coche sufre desperfectos, la aseguradora nos cobra 600€, y si el coste de la reparación es mayor, es la compañía la que se hace cargo.

Visto así parece un trato muy ventajoso, pero a las compañías se les olvida explicar cómo aplican la franquicia, y se aprovechan un poco de la ignorancia de sus clientes para venderles este tipo de seguro.

Para explicar bien en qué consiste la franquicia, vamos a retomar el ejemplo anterior, en el cual la franquicia es de 600€, y la culpa del siniestro es nuestra, o no hay culpable, como cuando nos rayan el coche.

Cuando algún vándalo nos raya el coche lo suele hacer por todos los lados, y a veces incluso por el techo. Es entonces cuando descubrimos en qué consisten la franquicia, ya que muchas compañías aplican una a cada lado del coche, es decir, que podemos terminar pagando 600€ multiplicados por 5 (laterales, frente, trasera y techo), por lo que una franquicia de 600€, se convertiría en una de 3.000€.

Por eso, cuando contrates un seguro a todo riesgo con franquicia, antes de firmar, pide que te expliquen con todo detalle en qué casos se aplica y cómo se aplica, no vaya a ser que te lleves una sorpresa más que desagradable.