Cuál es el plazo para recibir una indemnización

Cuando tu vehículo sufra daño puede ser reparado, es decir, puede ser cubierto sus gastos con una “plena indemnización”, generalmente el asegurador paga el costo directamente a la tienda de reparaciones. Serás responsable del pago de la franquicia, que debe realizarse directamente en el taller, en el momento del retiro del vehículo. Sin embargo, si el accidente causó daños a la propiedad de terceros, en la mayoría de los casos el asegurador paga la indemnización de pérdidas directamente al proveedor del servicio, por ejemplo, una tienda de máquina, en el caso de un vehículo.

Las compañías de seguros, en general, permiten el comienzo de las reparaciones un día o dos, a lo sumo, una vez que proporciones la reclamación y el vehículo es llevado al taller. En el caso de indemnización completa – daños con “plena indemnización” o robo, el plazo máximo para el pago de la indemnización es de treinta días naturales desde la entrega de los documentos solicitados. Si, eventualmente, la aseguradora solicita documentos adicionales a los que ya han sido entregados, contando el plazo de 30 días se interrumpe.

Al entregar la documentación solicitada, el período de pago comenzará a contarse. Por otro lado, cuando la documentación está completa desde el principio, los aseguradores tienden a pagar reparaciones completa en menos de 30 días. La agilidad da un diferencial de calidad de servicio, en tiempos de fuerte competencia.

Suponiendo que has recibido la completa indemnidad por el vehículo asegurado, esta propiedad debe ser transferida a la compañía de seguros, que será capaz de venderlo. En caso de que todavía estes pagando tu auto con un financiamiento, los beneficios que serán descontados por la indemnización que recibirás de la compañía de seguros, para el ajuste de cuentas con la financiera.

 

Razones por las cuales se puede anular un seguro de vida

 

Los seguros de vida pueden ser muy importantes en nuestra vida, pero a la vez bastante costosos. Muchas veces deseamos terminar la contratación con el seguro por alguna razón y no sabemos cómo hacerlo o simplemente cometimos algún error y no los cancelan.

Las cuestiones legales al adquirir un seguro de vida son bastante engorrosas por todo el papeleo y reglamentos que tienen. En el momento de la firma, generalmente, las personas se encuentran perdidas de lo que está pasando y simplemente firman y firman sin leer detenidamente.

Esta es la razón por la que hoy hemos decidido mencionarte cuales podrían ser las razones por la cual tu seguro de vida podría quedar automáticamente anulado (consulta siempre con un abogado pues dependerá de cada póliza en particular).

La primera es en el caso de modificación de precios. En algunas ocasiones las aseguradoras hacen sus aumentos de precios al momento de renovar las pólizas y suele avisar a sus clientes para que den el visto bueno o simplemente anulen la misma. En este caso la persona está en todo su derecho de anular la póliza sin recibir ningún recargo a la misma, siempre y cuando pueda avisar en el lapso de tiempo correspondido, pues no opinar sobre los cambios generalmente se toma como una autorización.

La segunda razón para anular es si el seguro reduce el riesgo más no los precios. En este caso la persona está en todo su derecho de cancelar automáticamente la póliza, pues no tiene ningún sentido pagar un trimestre, semestre o mensualidad si la misma no tendrá el efecto deseado y será igual de costosa. En este caso tendrás 15 días desde la información para oponerte a la misma y cancelar o llegar a un acuerdo con la aseguradora.

Anular el contrato en un plazo de 30 días. Todas las aseguradoras se rigen por esta normativa al adquirir un seguro tienen derecho de cancelarlo a los 30 días de transcurridos por cualquier razón o inconveniente. En el caso de los seguros de vida esta regla no es cien por ciento aplicable, pues al anular un seguro de este tipo las leyes varían por su magnitud.

Además en el caso de adquirir una póliza vía internet los 30 días se acortan a 14 y se puede llegar a cancelar el mismo sin ninguna explicación o razón. Estas son las razones por las que un seguro de vida se podría anular sin tener ningún recargo (consulta con tu abogado).

Aspectos que debes saber al buscar un seguro médico

 

Hoy en día es cada vez más común el contratar un seguro médico, algo que es muy recomendable especialmente si el servicio médico público de su país está demasiado saturado o tiene demasiados recortes de presupuesto. A continuación te vamos a decir algunas cosas que deberías analizar para elegir el mejor seguro médico para ti y tu familia.

Diferentes tipos de coberturas: Hay diferentes tipos de cobertura, por ejemplo, hay seguros que se encargan de cubrir algún tipo de enfermedad o rama de enfermedades relacionadas, como enfermedades del corazón o más específicas como algún tipo de cáncer. Hay seguros que cubren cualquier enfermedad. La diferencia entre estos dos tipos de seguro, es que los que están enfocados en una enfermedad o enfermedades relacionadas, llegan a cubrir absolutamente todo, mientras que los seguros más generales, no cubren por ejemplo, medicamentos u otros detalles fuera de los honorarios médicos y estancia hospitalaria.

Periodo de carencia: Debes verificar cuál es el periodo de carencia de las diferentes aseguradoras que tengas como opción. El periodo de carencia se trata de un tiempo determinado en el cual el asegurado deja de estarlo para algunas enfermedades.

El más común de los periodos de carencia, es el de después del embarazo, en el cual aseguradoras no cubren algunas de las enfermedades, sino hasta un año después de haber dado a luz.

Co-pago: Existe una modalidad de seguro llamada copado, en el cual, los servicios del seguro médico sólo cubren parcialmente el costo de los servicios que se prestan. Es decir, si el asegurado tiene que recibir un tratamiento, este pagara una parte del costo del tratamiento mientras que la aseguradora pagará lo demás.

La ventaja de este tipo de seguro es que son menos costosos, y más accesibles en cuanto requisitos, pues se reduce el riesgo monetario.

Rescindir del contrato: Las compañías de seguros no pueden cancelar el contrato por su cuenta, pueden hacer cambios a este, pero todos ellos deben ser comunicados al asegurado antes de aplicarse.

Cuota de seguro: La empresa puede subir el costo de seguro médico, regularmente conforme se aumenta en edad, también lo hace el costo de la póliza. Hay algunos tipos de seguros hoy en día que permiten establecer un costo fijo por toda la vida del contrato, ten en cuenta a la hora de elegir un seguro médico.

Coberturas incluidas y no incluidas: Este tal vez es el punto más importante a la hora de contratar un seguro médico. Debes tener siempre bien en claro Cuáles son las coberturas incluidas y cuáles no lo están. Para ello, la única forma es releerte dos veces el contrato, preguntar todo lo que no entiendas, y evaluar las opciones que tengas, de lo contrario, en caso de padecer alguna enfermedad en el futuro, puede suceder que resulte que no estaba cubierta.

Mediación entre las partes de un caso antes de juicio

Enfermedades diagnosticadas con anterioridad: En el caso de que se tenga una enfermedad o patología crónica que ya ha sido diagnosticada anteriormente a la fecha de querer hacer el contrato, el asegurado tiene la obligación legal de comunicar esto en la solicitud de seguro médico. En la solicitud se le preguntará si usted padece o tiene antecedentes familiares con alguna enfermedad crónica.

Cuando lo anterior sucede, teniendo en base la gravedad de la enfermedad es posible que el seguro evite cubrir dicha enfermedad o lo más probable, que pueda elevar el costo de la póliza de seguro, no necesariamente un precio impagable. En caso de mentir, esto puede llevarle un problema legal grave en medio ya de otro problema médico, pues regularmente, esto se descubre cuando se pide el servicio para dicha enfermedad que no se informó a la aseguradora.

 

Imagen via: http://inagamo.es/