Aspectos que debes saber al buscar un seguro médico

 

Hoy en día es cada vez más común el contratar un seguro médico, algo que es muy recomendable especialmente si el servicio médico público de su país está demasiado saturado o tiene demasiados recortes de presupuesto. A continuación te vamos a decir algunas cosas que deberías analizar para elegir el mejor seguro médico para ti y tu familia.

Diferentes tipos de coberturas: Hay diferentes tipos de cobertura, por ejemplo, hay seguros que se encargan de cubrir algún tipo de enfermedad o rama de enfermedades relacionadas, como enfermedades del corazón o más específicas como algún tipo de cáncer. Hay seguros que cubren cualquier enfermedad. La diferencia entre estos dos tipos de seguro, es que los que están enfocados en una enfermedad o enfermedades relacionadas, llegan a cubrir absolutamente todo, mientras que los seguros más generales, no cubren por ejemplo, medicamentos u otros detalles fuera de los honorarios médicos y estancia hospitalaria.

Periodo de carencia: Debes verificar cuál es el periodo de carencia de las diferentes aseguradoras que tengas como opción. El periodo de carencia se trata de un tiempo determinado en el cual el asegurado deja de estarlo para algunas enfermedades.

El más común de los periodos de carencia, es el de después del embarazo, en el cual aseguradoras no cubren algunas de las enfermedades, sino hasta un año después de haber dado a luz.

Co-pago: Existe una modalidad de seguro llamada copado, en el cual, los servicios del seguro médico sólo cubren parcialmente el costo de los servicios que se prestan. Es decir, si el asegurado tiene que recibir un tratamiento, este pagara una parte del costo del tratamiento mientras que la aseguradora pagará lo demás.

La ventaja de este tipo de seguro es que son menos costosos, y más accesibles en cuanto requisitos, pues se reduce el riesgo monetario.

Rescindir del contrato: Las compañías de seguros no pueden cancelar el contrato por su cuenta, pueden hacer cambios a este, pero todos ellos deben ser comunicados al asegurado antes de aplicarse.

Cuota de seguro: La empresa puede subir el costo de seguro médico, regularmente conforme se aumenta en edad, también lo hace el costo de la póliza. Hay algunos tipos de seguros hoy en día que permiten establecer un costo fijo por toda la vida del contrato, ten en cuenta a la hora de elegir un seguro médico.

Coberturas incluidas y no incluidas: Este tal vez es el punto más importante a la hora de contratar un seguro médico. Debes tener siempre bien en claro Cuáles son las coberturas incluidas y cuáles no lo están. Para ello, la única forma es releerte dos veces el contrato, preguntar todo lo que no entiendas, y evaluar las opciones que tengas, de lo contrario, en caso de padecer alguna enfermedad en el futuro, puede suceder que resulte que no estaba cubierta.

Mediación entre las partes de un caso antes de juicio

Enfermedades diagnosticadas con anterioridad: En el caso de que se tenga una enfermedad o patología crónica que ya ha sido diagnosticada anteriormente a la fecha de querer hacer el contrato, el asegurado tiene la obligación legal de comunicar esto en la solicitud de seguro médico. En la solicitud se le preguntará si usted padece o tiene antecedentes familiares con alguna enfermedad crónica.

Cuando lo anterior sucede, teniendo en base la gravedad de la enfermedad es posible que el seguro evite cubrir dicha enfermedad o lo más probable, que pueda elevar el costo de la póliza de seguro, no necesariamente un precio impagable. En caso de mentir, esto puede llevarle un problema legal grave en medio ya de otro problema médico, pues regularmente, esto se descubre cuando se pide el servicio para dicha enfermedad que no se informó a la aseguradora.

 

Imagen via: http://inagamo.es/