Seguros para conductores jóvenes

Si tu hijo o hija quiere conducir su propio coche o simplemente le quieres dar un coche para como premio por haber aprobado el examen de admisión de la universidad, toma una decisión lo más segura para sus vidas y las vidas de otras personas. Los adolescentes son impulsivos por naturaleza, les gusta probar sus límites y poner su vida en riesgo, como el gusto por la velocidad, principalmente los varones. Tu preocupación está más que justificada. Además de experiencia en la dirección, tienen poca madurez.

Prueba de ello es la alta tasa de accidentes de tráfico mortales, que involucran a jóvenes de entre 18 y 25 años de edad. Evalúa el comportamiento de tus hijos antes de entregarles las llaves del auto. Un joven imprudente es también un conductor imprudente. No te arriesgues. Si consideras que tu hijo no tiene las condiciones emocionales y psicológicas para su propio coche, asegúrate de que asimilaron los conceptos de dirección segura. Una medida preventiva, también es que elijas un modelo de coche más seguro, evitando los coches deportivos de alto rendimiento, que son una invitación a la alta velocidad y maniobras riesgosas.

No dejes que tu hijo maneje un coche con poca estabilidad. Instala un equipo de seguridad como bolsas de aire laterales y luz de freno, si el presupuesto lo permite. Da preferencia a los modelos menos apetecibles por los ladrones. Otro criterio a tener en cuenta es deshacerte de coches más viejos. Los coches fabricados hoy en día están diseñados para ofrecer menos riesgo en caso de colisión que aquellos producidos hace unos diez años.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

jVrr7

Please type the text above:

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>